A la hora de publicar material en la web surgen cuestiones como copyrights y derechos de autoría. Probablemente no esperes recibir derechos de autor por tus obras, pero si quieras que se respete tu autoría cuando otra persona use tus ideas. Para proteger este aspecto legal están las licencias Creative Commons:


Si en tu blog o wiki no especificas lo contrario, los contenidos están bajo copyright. Para especificar que usas una licencia CC basta con que pongas el "sello" Creative Commons License que se crea de forma fácil en la página: http://creativecommons.org/license/?lang=es

El hecho de que cualquiera pueda utilizar el material que tu crees, beneficia la difusión de la cultura pero también a ti mismo, puesto que un contenido de calidad es un portafolio público de tu trabajo, que puede abrirte puertas a publicaciones y proyectos remunerados. En la sociedad de la información en la que vivimos, tu currículo es lo que aparece en Google al teclear tu nombre.

Aunque no sea fácil de entender, el colgar contenidos de calidad en la web para que otros los usen gratuitamente revierte económicamente en los autores. Sirvan como ejemplo a gran escala Paulo Coelho, ferviente usuario de la web 2.0 que colgó "El alquimista" en ruso en su web, dadas las bajas ventas que la novela había obtenido en ese país. Tras las descargas gratuítas llegaron las ventas millonarias (leer artículo completo). Gupos musicales como Radiohead, han decidido abandonar a los distribuidores y colgar su último trabajo en Internet, para que cada usuario pague lo que considere que vale el disco (leer artículo).

En una escala más cercana, podemos hablar de Hachemuda, un estupendo blog sobre Linux y software libre, recientemente contratado para escribir, a sueldo, en Genbeta, el blog de tecnología más importante en España. La nueva economía basada en software o contenidos libres, o como hacer negocio a partir de sercios gratuitos para el usuario, es tratada en el libro Wikinomiks, échale un vistazo a la bibliografía propuesta.

En la página de Creative Commons puedes componer una licencia a tu medida. A mí, me parece adecuada la By-SA (by, share alike), es decir, que se respete la autoría y que quien reutilice mi material lo haga bajo esta misma licencia.

Ejercicio: Ponle la licencia que consideres adecuada a tu blog. Copia el código html generado en la pagina de Creative Commons y pegalo en la sección Mas de Administra tu blog.